miércoles, 14 de marzo de 2012

Cómo decir adiós

Decir adiós es muy sencillo:

1- Inspira. No queremos que mueras asfixiado realizando este ejercicio.

2- Abre la boca y ponla como para decir la primera letra del abecedario

3- Dila

4- Ahora, sin ningún silencio, nombra el apelativo más conocido de Yavhé

5- No digas nada más. Expira.

Lo que sientas mientas lo haces dependerá de otros factores con lo que no podemos ayudarte en este momento. De todos modos, seguro que algún listo ha escrito un libro de autoayuda con un título que parezca que puede solucionar todos tus problemas. Suerte.

lunes, 5 de marzo de 2012

Javierada

Arrancar. Bendición. Subir. Llegar. Parar. Admirarse. Seguir. Tierra. Bajar. Piedras. Hablar Cruzar un horizonte. Subir. Para. Almorzar. Comer. Beber. Carajillo. Seguir. El Plano. Cruzar el horizonte. Hacerlo otra vez. Y otra. Y otra. Y otra. Y otra. Bajar. Llegar. Pasear. Cerveza. Cerveza. Cerveza. Misa. Preparar la cama. Cenar. Hablar. Dormir.

Despertar. Frío. Vestir. Hablar. Desayunar. Calor. Andar. Andar. Hablar. Asfalto. Andar. Mirar. Ver el Aragón. Tierra. Ribera del río. Almorzar. Jamón. Carajillo. Seguir. Dolor. Llegar. Lavar los pies. Cambiar calcetines. Dolor. Comer. Seguir. Llegar. Dolor. Preparar la cama. Gente. Masaje. Más dolor. Osasuna. Hablar. Cenar. Hablar. Reir. Hablar. Dormir.

Escuchar: 'Aquí no va a dormir ni Santa Ana'. Despertar. Vestir. Preparar. Desayunar. Colacao. Calor. Hablar. Legañas. Arrancar. Dolor. Asfalto. Subir. Subir. Bajar. Bajar. Bajar. Llegar. Comprar cruces. Comer tortilla de chistorra (¿hay algo más navarro?). Fin. El año que viene más.


'Aquí no se puede fumar, ¡me cago en Dios!' 
Un peregrino avisa a otro. Dentro de una iglesia.

jueves, 23 de febrero de 2012

Venta de armas

Hola, buenos días. Hola. Quería dos de esos. ¿De estos? Sí, de esos. De los marrones con cuadrados blancos. Un gran producto, son unas armas mortíferas como pocas, puedes arrasar una población entera con el veneno que llevan dentro. ¿Qué alcance tienen? Pues ciertamente, no hemos podido contabilizarlo todavía, es uno de los productos más nuevos que tenemos para esta temporada. Sí, y ¿es fiable? No tenga ninguna duda, es una línea de productos con la que llevamos trabajando muchísimo tiempo y hasta el día de hoy nunca hemos tenido una queja, se lo puedo asegurar. Ya, la verdad es que compré hace un par de años aquellos con letras rojas ¿recuerda? Sí, fueron un éxito, hicimos bastante dinero gracias a ellos. Pues esos, fabulosos; aún los sigo utilizando de vez en cuando. Me complace escucharlo. ¿Y hay algún antídoto contra ellos? Sí, ya sabe que toda nuestra línea de productos son muy fáciles de interceptar, pero cuando entran en contacto con el organismo, no hay quien los saque de dentro, esta es una industria centenaria, que ha provocado miles de guerras, disputas religiosas o políticas, y polémicas de todo tipo, pero también gracias a ellas, se ha creado sitio para la filosofía occidental, la paz o la democracia. Ya, yo estoy aquí por culpa de mi padre, que le encantaba disfrutar de los efectos de las pequeñas dosis de veneno que nos inyectaba a mí y a mi hermana. Estos dos son una magnífica elección, señor. ¿Me los pone para regalo? Por supuesto.

Cogió la bolsa blanca en la que había dos paquetes envueltos y, al salir, volvió a cerrar la puerta de la librería.